Facebook likes

miércoles, 18 de agosto de 2010

Carta a un amigo, el 12.


viernes, 6 de agosto de 2010
23:49 hs.
Para el 12 más fiel.
Si tendrás historias para contar, che 12. Arriba tuyo nos conocimos, nos hicimos amigos, discutimos, peleamos y volvimos a amigarnos. Encima de esos asientos de antaño hay historia. Historias de amor, fútbol, chicas, noches de boliche, y varias borracheras, algunas quizás olvidadas pero todas muy queridas. Realmente, te hicimos de goma.
Nunca fuiste de lo más estético ni lo que se decía “un auto para el levante”, hasta te dijimos “la craquelada color ámbar” por tu pintura descascarada, pero nunca nos importó, eras el 12 con más ganas de vivir, ¡y como lo demostraste, che 12!
Mecánicamente la cosa no andaba tan bien, pero por alguna razón, elegiste nunca dejarnos a pata y hoy eso lo valoramos un montón. Varias veces, desde tu interior admiramos los demás coches que nos pasaban por el costado, ¡qué ingenuos fuimos! ¡¿En qué nos basamos al pensar que un auto importado con tapizado de cuero de la mejor calidad y olor a primer mundo nos podría hacer más feliz que vos?! ¿Más feliz que vos? Eso nunca 12, eso nunca. Hoy en día puedo sentirme inseguro en el mejor auto del mundo, pero contigo, a 110 y por la derecha, voy seguro y confiado que no me fallás.
Ya hace un tiempo tuviste que irte para dejar lugar a otro más nuevo, más estético y prolijo, pero no es lo mismo 12, no es lo mismo. El viejo aroma nunca se fue, y donde quiera qu­­­e estés, te mandamos un abrazo a la distancia porque te recordamos con orgullo y a veces sentimos que nos falta algo, y por más que te llenen de gente, vos seguro que también sentís que falta algo. Tal vez nosotros cambiamos, tal vez maduramos de un tirón y todo parece distinto, pero el recuerdo no se borra jamás. ¡Si extrañarás cuando nos subíamos en tu techo para mirar las estrellas del verano Costa azulcense con unas cuantas copas demás encima! ¡Qué tiempos 12, qué tiempos!
Te dejo un abrazo de gol y un “¡qué grande!”. Hoy nos vamos a juntar con los pibes y vamos a levantar una copa por vos, por lo que fuiste, por lo que te merecés. Ahora sí, te tengo que dejar, me voy a juntar con los amigos que vos me diste, se me hace tarde. Vos sabés como se ponen aquellos cuando llego tarde. 
Me fui, ya son casi las 12.
G.C, de “Los pibes del 12”.­

(12)



Share/Bookmark

7 comentarios:

  1. Que emocion este recuerdo en estos tiempos de nostalgia , lo q fue esta makina, cuantas alegrias q nos dio y nos seguira dando, ya q reencarno,igualmente el recuerdo del "craquelado" esta presente siempre.
    Gracias por el post.

    ResponderEliminar
  2. La craquelada merecía ese poema/carta/homenaje/trubito

    ResponderEliminar
  3. que cagazo me daba eso! estaba seguro que un dia nos ibamos a quedar con el auto y el trava iba a sacar un 38 y nos iba a cagar a tiros al grito de: "gritame ahora hijo de mil putas!"

    ResponderEliminar
  4. Yo conozco a uno que lo leyó y se le cayó el lagrimón. Queria eso! ja
    abrazo

    ResponderEliminar
  5. CONMOVEDOR, nada mas
    lindo.profundo y todo.

    ResponderEliminar
  6. Bruno Giandinoto21 de mayo de 2011, 0:37

    Papa...la verdad q lograste transmitir todo el sentimiento..yo tenia un Falcon...alq ...sniff...tuvimos q dejar ir loco...yo no queria...pero...ay dios...q mal me pongo...
    O sea; en algun momento mientras leía casi se me pianta el lagrimón a mi y no tengo carajo de idea de lo q era el 12..pero levante la copa igual carajo!!

    Vengoleyendo todos los post..MUY BUENOS..segui no seas pajero

    Abrazo

    ResponderEliminar

Vení , poné tu nombre en "NOMBRE/ URL", llená solo el nombre y comentate algo, si querés deja tu mail en URL!

Se ha producido un error en este gadget.